Bettinotti y Fernández

domingo, 29 de enero de 2017

El gran engaño: “Sello de calidad de frutas y hortalizas”


El Reality Marplatense
Conduce: Alberto Becqui


Bien, han reconocido que son tóxicos!!! Aunque no hacía falta. Dichos vegetales NO son agroecológicos ni orgánicos, pues no están producidos sin pesticidas, por lo tanto, se cultivaron a base de químicos. Esto no asegura que lleguen a la mesa o a gran parte de la población, no evita que lo podamos tener en la sangre, la orina, recibirlo a través de la lluvia, el aire, el agua o productos que contienen algodón, por ejemplo. Esto demuestra que no es más que una jugada para confundir a la Suprema Corte de Justicia de la Pcia. de Buenos Aires, a la que no respetan, y también a toda la población. De paso lobby para los que hacen del alimento un gran negocio.

Justamente se resalta al kiwi y la frutilla que vendría a ser en la horticultura como la soja en el cultivo extensivo. Productos que no son de primera necesidad y que en su mayoría se exporta a lugares que pueden comprarlo y no donde la gente pasa hambre.

Queda claro que esto no tiene nada que ver con los mil metros de distancia de respeto a los barrios.
El Sr. Ricardo Velimirovich falta a la verdad y debería retractarse cuando dice que no se puede producir sin agroquímicos. Tal vez él no pueda o no quiera, por ignorancia o conveniencia. Desconoce que son casi un millón de hectáreas en Argentina, donde se hace agroecología y que esto se hacía antes que él naciera y durante doce mil años hacía atrás. Señala que dos mil productores se quedarían sin trabajo si se los prohibiera; si así fuera es porque se niegan a hacerlo de otra forma. De una manera que no le impongan al resto a respirar y a comer su veneno.

El subsecretario de Producción Alberto Becqui, dice que no habla de metros, nosotros si.
La agroecología da más fuente de trabajo que este modelo de quimioterapia rural, y además, evita el riesgo de que trabajadores del campo, vecinos y consumidores se enfermen.

El Sr. Velimirovich, empresario del agro, hace poco tiempo recibió subsidios porque el granizo le estropeo parte de sus gigantescos invernáculos. Hace un tiempo atrás, también habría recibido dinero de los contribuyentes por situación parecida.

El Estado le da créditos blandos y a muy largo plazo para que produzcan kiwi, sin embargo, jamás se destinó un peso para el incentivo agroecológico como debiera ser y como lo habían prometido en la ordenanza 21.296 de mayo de 2013.

Nosotros seguiremos con nuestra lucha justa porque tenemos derecho a hacerlo y a defendernos, por nosotros y por los que vendrán.

¡¡¡Paren de fumigarnos!!! ¡¡¡Paren de mentirnos!!!!


Estas son las buenas prácticas agrícolas (BPA) a las que tanto aluden, Becqui y los empresarios rurales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada