Bettinotti y Fernández

viernes, 30 de octubre de 2009

Brasil: ANVISA retiene 1 millón de litros de agrotóxicos de Syngenta

Brasilia, 5 de octubre de 2009. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) interceptó la comercialización de cerca de un millón de litros de agrotóxicos en una fábrica de la transnacional suiza Syngenta en Paulina, Sao Paulo, tras detectar irregularidades y adulteraciones. La Agencia detectó estos problemas después de una fiscalización realizada la semana pasada.

Luego de tres días de inspeccionar las instalaciones de la empresa que registró las mayores ventas de agrotóxicos en Brasil y en el mundo el año 2008, un equipo de ANVISA encontró diversas irregularidades en la importación, producción y comercio de productos agrotóxicos. La acción contó con el apoyo de la Policía Federal.

Del total de productos retenidos, 600 mil kilógramos corresponden a agrotóxicos y componentes con fechas de fabricación y vencimiento adulteradas. Esos productos no podrán ser utilizados o comercializados hasta que se restituyan las fechas verdaderas de producción y validez.

La empresa también fue sancionada por destrucción total de las etiquetas de identificación, fecha de fabricación y de vencimiento del plaguicida Flumetralin Técnico de Syngenta, igualmente vedado. Además, varias partidas de este producto fueron prohibidas por presentar certificado de control de impurezas sin firma o con fecha anterior a la producción del lote analizado. El control de impurezas es toxicológicamente relevante y obligatorio en el caso del Flumetralin Técnico debido a que esas impurezas son reconocidamente cancerígenas y capaces de provocar alteraciones hormonales.

Asimismo, ANVISA retuvo todos los lotes del producto PrimePlus, formulados de la misma manera que las partidas interceptadas de Flumetralin Técnico.
Otro producto técnico objetado por tener un certificado de análisis insatisfactorio (sin firma y sin especificar la cantidad real de ingrediente activo) fue el plaguicida Score Técnico.

Anteriormente se habían prohibido los envases del agrotóxico Verdadeiro 600 por confundir al agricultor sobre el real peligro de este producto. A pesar de estar clasificado en el nivel de más alta toxicidad, los colores de las etiquetas de este plaguicida inducían al agricultor a concluir que el producto podría ser poco tóxico.

Syngenta también fue evaluado por venta irregular del plaguicida Acarmate (cihexatina). La fiscalización de ANVISA identificó que el producto, cuya venta está restringida al estado de Sao Paulo, era comercializado en otros estados.

Por tanto, la empresa fue conminada a hacer cambios en su sistema informático para posibilitar un control eficaz, lote a lote, de la cantidad de componentes utilizados en los productos formulados. La compañía transnacional deberá someterse a una nueva fiscalización en el plazo de 30 días para verificar el cumplimiento de las condiciones exigidas en la notificación.

Las infracciones detectadas pueden ser penalizadas con la aplicación de multas de hasta 1,5 millón de reales y con la cancelación de los informes de evaluación toxicológica de los plaguicidas en los que se detectaron irregularidades.

Si hubiera otras infracciones, además de las administrativas, Anvisa podría traspasar el caso a la Policía Federal y a la Procuraduría Federal para una posible investigación criminal.

Adulteración

Los agrotóxicos son productos con alto riesgo para la salud y el medio ambiente. Por eso están sujetos a un estricto control por parte de tres instituciones de gobierno: ANVISA, Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (IBAMA) y Ministerio de Agricultura.

Las alteraciones en la fórmula de esos productos aumentan significativamente las posibilidades de producir graves efectos en la salud, como cáncer, toxicidad reproductiva e irregularidades endocrinas en los trabajadores rurales expuestos a estos plaguicidas y en los consumidores de productos contaminados con estos agrotóxicos.

Sólo este año ANVISA ha incautado 5,5 millones de litros de plaguicidas adulterados. Las fiscalizaciones se realizan principalmente cuando hay indicios de irregularidades en los productos terminados.


Noticia Fuente: Ascom/Assessoria de Imprensa da Anvisa Traducción: Oficina de Comunicaciones y Administración de RAP-AL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada